4.06.2009

|Semana Santa|

Lunes 6 de Abril de 2009. Salgo de mi casa con destino hacia la tienda, simplemente para comprar una botana y un refresco, esto del calor esta cañón, pero aún así camino y encuentro la primer tienda, desafortunadamente no tienen 'Coca-cola' y entonces me propongo a ir a otro establecimiento, pero me encuentro con algo mucho meeejor!.

Las vacaciones ya se hacen presentes y todos los niños de mi calle están fuera, jugando como de costumbre, pero ahora son más. Puedo deducir que muchos de ellos están en la calle porque sus mamás los dejaron salir dado el tiempo libre que tienen. Pero veo a uno de ellos en el piso, al parecer se cayó, creo que esta lastimado, todos le preguntan si se encuentra bien.

Me acerco para ver que sucede, si el pequeño esta
lastimado, pero afortunadamente no. Solamente es un golpecillo que se dio al impactar con el suelo, todo está bajo control. Y alcanzo a escuchar un diálogo que realmente me hizo hacer este blog:

Niña: -'Y sí vas a tu casa?, qué tal que te paso algo ...'-
Niño: -'Noooo!, no puedo ir a mi caasa!, porque si voy, mi mamá me va a meter :( '-
Niña: -'Pero...sí le decimos a tu mamá?'-
Niño: -'Ay... mi mamá qué! ¬¬"'-

¿Porqué todos le tenemos miedo a mamá? jaja. Recuerdo aquellos días cuando era pequeña y salía con todos mis amigos, éramos muchos niños pues en la infancia vivía en un departamento dónde casi todas las familias eran nuevas y los niños éramos relativamente de la edad, en fin, salíamos jugabámos, patinabámos y cosas por el estilo, hasta que de repente alguien sinq uerer tropezaba, chocaba con algo o alguien y puuum!..los accidentes se hacían presentes. Y entonces todos nosotros teníamos un diálogo como lo que presencié hoy, nadie quería ir a su casa.

Mamá era siempre aquella que nos hacía dejar todo lo bueno para regresar a la realidad, sí ella nos pedía amablemente (algunas veces a gritoneos y cosas así jaja, pero por lo regular era amablemente) que regresaramos a casa para hacer nuestras labores escolares.
Y por eso odiabámos a nuestra mamá! Por siempre quitarnos los ratos de juego y por ser siempre la agua fiestas de todo. Es por eso que a pesar de tener varias raspaduras, cortadas de a montón, tal vez un brazo roto ja! y hasta un gran dolor de cabeza por una descalabrada, nunca queríamos acudir a nuestra mamá..aunque eso estuviera ( y sabíamos) qué estaba mal.

Pero eso no frenaba nuestra diversión, nosotros seguíamos afuera, jugando, corriendo, pateando, haciendo todo lo que los niños debemos hacer y ahora que he crecido y que no estoy (aunque quisiera) todo el día jugando y divirtiendome, me doy cuenta que era bien padre...que
a pesar de que podíamos tener un brazo o una muñeca rota, la diversión seguía..y es entonces cuando no entiendo..
¿Qué nos ha pasado?
¿Porqué las cosas se complican cuándo crecemos..?

No lo entiendo, pero puedo intentar ver qué sucede cuando dejamos de ser niños...




6 Personas parafrasearon:

PaTo P!cAzO... dijo...

a mi me encantaría volver a ser niña
aunque creo que dentro de mi lo sigo siendo
y que muy seguido lo dejo salir jajajajaa
ah y dejame decirte que el miedo a la madre
nunca se nos quitara, bueno eso creo yo
porque nadie como ella
que nos podrá regañar, corregir, etc. y nosotros
simplemente escuchar ...
t quiero mucho amigaaa...

Ingrid dijo...

Yo no me acuerdo de que no quisiera ir con mi mamá cuando me caía... como que prefería que me dejara de doler o limpiarme a seguir sufriendo y estar con la incertudumbre de por qué tenía un malestar. Cuando sí no me gustaba ir con ella era cuando hacía alguna travesurilla, como una vez que rompí un florero y yo... igenua, lo dejé abajo de la cama para que "nunca nadie lo encontrara"... por supuesto que la "mentirilla" no duró ni un día y tuve que declarar todo: cómo se me había roto y por qué no había dicho nada desde un principio. Pero cmo kiera q sea, las mamás entre regaños y gritos, buscan guiarnos a su manera, tal vez no siempre entienden nuestra postura pero tampoco buscan hacernos algún mal; es cuestión de percepciones y le hagamos lo que le hagamos siempre serán nuestras mamás y hay que quererlas y aceptarlas.

Buen blog baby

Jairsinho. dijo...

si ke sii!! esos juegos en los cuales se disfrutaba dia a dia, y valla ke no solo disfrutar ps los riesgos siempre estaban a la vuelta de la eskina, ke decir de akellas veces ke jugabas burro castigado y terminaba uno en el suelo (desde luego no ileso jaja) tantas experiencias, las cuales a su vez provocan nostalgia al recordarlas... El temor de no saber ke diria mama al saber ke algo paso, si actuaria con enojo o con toda trankilidad; siempre sin duda se hacia presente en situaciones extremas XD...
Sabes que te kiero mucho jess y siempre te voy a desear lo mejor vdd??.. un saludote espero ke estes de lo mejor.. chaitow..!!

Indie Fern dijo...

Por eso me caga crecer!

:(

Veo el antes y el despues y digo chale...en que momento todo cambio

Buena reflexión te quiero Jess

aтaяi нaяd caиdy dijo...

ssssssssssssssssssss

mi mamá si se enojaba si me salía sangre jajaja pero se enojaba mas si no me ponia un sueter jajajaja..

ahora ya nunca me quito el suéter! no vaya a ser la de malas!

una vez tuve un accidente bien rudezco en mi mano y regresé llorando asi bien rudo y no paraba de decir en camino a "urgencias":

"ya no voy a volver a salir nunca!" jajajajajajajjaja


adios jess jajaja

Yesica y ya dijo...

aahhh si es bien padre ser niña
no tener mayor preocupaciones mas qe ser feliz y divertirte
:)
aveces lo extraño
pero gual esta padre crecer
vas aprendiendo mas y mas y mas
sabes?
lo qe me fascina de los niños es qe de todo se sorprenden. eso es lo mas padre y aunqe ya no seams del todo unos niños
esta padre seguir disfrutando as peqeñas cosas y seguirnos sorprewndiendo de la vida :)

ahh me inspiré haha :)

sige posteando :)
saludos