6.30.2010

Eso de la dislexia

Usted como yo, debería de pensarlo dos veces antes de hablar. O leer. Yo decía que todo en mí estaba bien; pero he descubierto que tengo dislexia sumamente avanzada. Puede darle risa señor lector, pero surge cuando no debería de.

Mi mamá no me creía y mi papá siempre me regañaba porque decía las cosas al revés o decía pendejadas. Ahora lo tengo muy claro. Siempre digo pendejadas cuando se supone que debería de decir las cosas bien. No sé porque, pero así es.

Suelo decir frases como "Bájese que se va a orillar" en lugar de: "Oríllese que se va a bajar" "Eres una inusil", en vez de: "Eres una insulsa inútil" y puedo hacer que esta lista sea larga, larga; pero tampoco es "balcón". Confundo colores y también tengo problemas de lateralidad; mi izquierda es la derecha y mi derecha es la izquierda, necesito un listoncito rojo. Incluso esta entrada parece el espacio de mis defectos más grandes.

Cuando quiero quedar bien, siempre quedo mal. Si quiero decir algo más padre, me sale lo peor. Y aunque la dislexia no es considerada una enfermedad, puede parecer que a veces tengo malos ratos y nada de lo que quiero decir y/o escribir me sale.

Me cae tan gorda mi dislexia cambia letras, cambia frases, cambia nombres.
Y siempre digo: "Ya voy a pensar las cosas antes de decirlas"
Y nunca puedo.
Es la vida así. Así es la vida.

1 Personas parafrasearon:

Juanito Banana dijo...

No te preocupes, yo tengo dislexia mecanográfica y encima tartamudeo al hablar, así que de algún modo te comprendo.

Es chido descubrir tu blog así sea chorrocientosmil años tarde XD Saludos!